viernes, 25 de marzo de 2011

La piel de la memoria

.


















¡Dioses próximos, dioses sangrantes,  de  rostros pintados y 
herméticos!         
Bajo el naranjal  de  las lámparas a  mediodía, madura el  más 
vasto abismo.  
Y  mientras,  el oleaje llega hasta vuestras persianas cerradas.

De la violencia sobre la tierra  nos han dado tan amplia medida....
Y pesa menos en mis manos de mujer,     
que la llave de Europa manchada de sangre....

¡Dioses próximos, dioses frecuentes!  ¿qué rosa de hierro no 
forjaréis mañana?        
¡El Sinsonte sigue nuestros pasos! 
Y no es nueva esta historia  que el Viejo Mundo enjambra todos 
los siglos,     como un polen encarnado...
Sobre el tambor velado de las lámparas del mediodía llevaremos 
todavía más de un duelo, cantando el ayer, 
cantando el siempre, cantando el mal en su nacimiento 
    y el esplendor de vivir que se destierra este año con perdidas 
humanas.




Saint-John Perse (1887-1975)

"Destierro"



















4 comentarios:

marina dijo...

me han impactado mucho las palabras de Saint-John Perse.
Mientras leía iba latiendo en mí una ambivalencia de sentimientos entre destierro / no-destierro.
La última frase me deja abatida, hay un "¿por qué? que exclamo en silencio hacia esos dioses, y no quiero dejar de luchar.
Hay un verde esperanza, pero a veces se resiste.


Me gusta zambullirme y dejarme llevar por lo que compartes en este espacio, Rosso.


Un abrazo soleado...!

myra dijo...

a mi tbien me impactaram estas palavras! la esperanza és tan poca!
destierro no destierro, creo que todos tenemos esto si no en realidad, dentro de nosotros...
abraço, mi querido Rosso

Stalker dijo...

¿Qué memoria tendría un desollado, Rosso? ¿Cómo el recuerdo en lo sin-piel, en la imposibilidad de la inscripción, la huella, la cicatriz?

Algo me dice que tu ojo oblicuo conoce la respuesta,

un abrazo

rosso dijo...

La fragilidad y vulnerabilidad de la "historia" constantemente revisada y manipulada para forjar una memoria colectiva medianamente masticable (útil-justificable) es también creo yo un hecho en lo personal, donde rehabilitamos nuestros recuerdos
(con o sin consciencia)para seguir soportandonos.
Efectivamente Stalker, como apuntas es una especie de -desuello-trasplante (en términos de piel,o simple maquillaje)
Mi buen amigo Vicente dice con frecuencia "la realidad se maquilla para salir a escena".

Mas lo que verdaderamente nos confiere colectivamente en -especie depredadora- va quedando en el interior de nuestra biología, en nuestra sustancia, o cadena y ese es otro tipo de "memoria" (y de historia mucho mas incontrolable)
como un -Polen encarnado- que dice Perse.
Un fuerte abrazo y animo.

Datos personales

Mi foto
HUELVA, Spain
bípedo..imagen,poesía..etc..etc..
 
Free counter and web stats