miércoles, 26 de mayo de 2010

La atemporalidad














El sujeto en los sueños 




       Los  sueños  descubren al sujeto, lo sor-
prenden mientras yace -privado del  tiempo-,
de  ese  tiempo  de  la  conciencia  donde   él 
puede  actuar, donde  encuentra  la  realidad 
adecuada a su libertad: realidad fragmentaria
y continua; libertad condicionada. 
      Son pues, un modo de revelación del su-
jeto en la extrema situación de estar privado 
del tiempo que le pertenece. Mas no sólo en 
la simple atemporalidad, sino en el otro ex-
tremo: el de la supratemporalidad. 
      Lo primero que se encuentra en el sujeto 
en su estado de sueño es una inhibición,  la 
más radical que se pueda pensar en la condi-
ción presente de la vida humana; está pues, 
no sólo inhibido,  está vencido,  desarmado. 
El sueño vence y hay siempre una lucha, una 
especie de defensa del hombre despierto para 
entrar debajo; es una derrota cotidiana.

     El soñar podría decirse que es la esencia
misma  de  la  vida en tanto que  acción  del
hombre; de la vida en tanto que alguien  -el
hombre-  la está viviendo.  Su acción.   Una
acción que como suya, procede al par de su
pasividad,   y de  lo que  en  él  hay  de  más
activo -trascendente-.



María Zambrano   1904-1991

   (Los sueños y el tiempo)





























  
    







                                                      

3 comentarios:

rokins dijo...

los sueños como realidad alternativa... atemporales...
tu blog me despierta este tipo de sensaciones... unos segundos de inacción para escapar de las rutinas
Un abrazo...

Pulgarcito soñador dijo...

Que belleza de texto. Casi una utopía. No, una utopía: el sujeto privado del tiempo...

myra dijo...

que bueno que aqui te encontré otra vez y con un texto muy, muy bueno, si, sonar, sonar, a mim me hace bien, aun sonar de dia!!!y no pierdo el tiempo....
y las imagenes SON SUPER!!!
un enorme abraçO,

Datos personales

Mi foto
HUELVA, Spain
bípedo..imagen,poesía..etc..etc..
 
Free counter and web stats